“Operación Luna”

La Luna había sido cuidadosamente fotografiada en las misiones de las Rangers y las Orbiter entre 1964 y 1966. El esfuerzo estadounidense fue denodado invirtiendo millones de dólares en un proyecto que se creía efímero y la obsesión, entre otras, del presidente americano John F. Kennedy.

En un célebre discurso televisado a toda la nación americana JFK prometía llegar y ser los primeros en pisar la Luna y en base a esa promesa se trabajo sin reprimir esfuerzos. Era una cuestión de orgullo nacional.

El 16 de Julio de 1969 el Apolo 11 salía con destino la Luna, en su interior el módulo que haría historia: el Eagle. El 20 de Julio Armstrong, Collins y Aldrin alcanzaban su sueño: nuestro extraño satélite.

Durante dos horas pasearon por la Luna, otra frase se hizo legendaria: “¡Qué magnífica desolación!”. Y la NASA monitorizaba cada momento, cada minuto, cada segundo de la vida de aquellos astronautas en la Luna.

Se recogieron una veintena de kilos de piedras lunares y se realizaron diferentes pruebas en la Luna. Horas más tarde el Eagle se impulsaba y el camino tenía otro objetivo: regresa a la Tierra.

El módulo amerizó en el Pacífico y la gesta humana se había alcanzado. Parecía mentira que el hombre hubiera llegado tan lejos y por ello comenzó toda una corriente de opinión conspiranoica que creía que el ser humano jamás pisó la Luna…

Y surgen los OVNIS…

Por que comenzaron a surgir comentario en el que se afirmaba que los astronautas del Eagle estuvieron vigiados por extrañas luces u Objetos Voladores No Identificados e incluso de cómo en la superficie lunar habrían encontrado unas extrañas construcciones… Construcciones extraterrestres, claro…

Así también se comenzó a afirmar que todas las imágenes emitidas por la NASA no eran más que un montaje en un estudio en una base en Nuevo México, para ello argumentando una serie de anomalías envueltas en un halo de misterio sobre las fotografías obtenidas en la Luna o en las imágenes. Sin embargo todo es perfectamente explicable desde un punto de vista técnico que nada tiene ni de anormal, ni de extraño, ni de conspiranoico…

Si el comandante Armstrong no hubiera pisado la Luna la Unión Soviética no hubiera dejado pasar aquella oportunidad, ni el servicio secreto soviético (KGB), para dejar en ridículo al gobierno americano y, sin embargo, la Unión Soviética aceptó la derrota noblemente.

Tras el alunizaje del Apolo 11 cinco misiones más alunizaron e hicieron diferentes pruebas de las que se obtuvieron más pruebas en forma de rocas lunares recogidas por las diferentes misiones lunares (hasta el Apolo 17) y la prueba del vehículo lunar en el valle Taurus-Littrow.

Así pues la llegada a la Luna debe ser una afirmación rotunda y un plantear dudas… Quizás dudas alentadas por ese documental “broma” que llevaba por título “Operación Luna” y que era sólo una broma sobre la llegada a nuestro satélite interviniendo personajes de gran valía en la carrera espacial o haciéndose eco se aquello que sitúan a Stanley Kubrick en la dirección, en plató, de las imágenes lunares emitidas… Pero ¿saben? Si ven las imágenes que llegan tras los títulos de crédito descubrirán como todo era una broma… La “Operación Luna” no fue más que eso que no puede empañar ni plantear dudas sobre la innegable llegada del ser humano a la Luna.


Etiquetas:

Deja un comentario.