Tenebrosa Puerta del Infierno

Hace 35 años, unos geologos estaban realizando unas prospecciones en busca de gas. Hallaron una caverna subterránea, pero no se atrevían a ir más allá porque pensaban que estaba llena de un gas venenoso. Lo que hicieron fue encenderlo para que así se consumiera el gas y no saliera ningún otro peligroso. Pero no pudieron calibrar que lo que vendría a continuación sería una enorme explosión, originando un cráter de más de treinta metros de diámetro.  A partir de entonces, no ha habido forma de apagar ese fuego que parece eterno y que consume toneladas y toneladas de gas.

Desde esa fecha, se le conoce como La Puerta del Infierno porque es realmente misterioso que tras tantos años, siga ardiendo con la misma intensidad, como si una fuerza oculta impidiera que ese fuego muriera y que así sirva de recordatorio de la tremenda explosión.


Etiquetas:

Deja un comentario.