Breve Historia de la Religión Egipcia


A pesar del carácter politeista de la religión egipcia, esta tenía como figura central al sol como Dios superior, evocado en la figura de Ra, Horus o Amón, siendo el faraón el encargado de cuidar estas imágenes de culto sólo como supervisión de los que realmente realizaban este trabajo: los sacerdotes. La creencia oficial era que estos dioses establecían su “residencia” en estas imágenes, mostrando así su benevolencia al pueblo que los acogía y cuidaba.


  1. Algunas normas: Otro dato curioso, es el hecho de que nadie (ni siquiera el propio faraón) podían llegar al punto de amar a uno de sus dioses, sólo respetarlo, adorarlo y agradecer los favores prestados. Esta norma se basaba en la creencia filosófico-religiosa de que si se amaba, se corría el riesgo de que, en algún momento, se podría estar por encima de este, mientras que de la otra forma, se aprendía a temerlo, estando siempre por encima del hombre.
    Los sacerdotes eran los que podían entrar periódicamente en los templos, el pueblo estaba apartado de esta práctica, ya que el culto oficial como hemos dicho, era algo poco relevante para el pueblo llano.
    Si es cierto que en ocasiones, acudían a santuarios locales erigidos en honor de algún dios menor, o a templos principales de la población. Allí oraban y depositaban sus ofrendas e incluso, preguntas al oráculo. Así mismo, se sabe que existían lugares de peregrinación comunes como Abydos y Saqqara. Se cree que la oración más extensa y concisa se realizaba por parte de los habitantes en sus casas.

  2. Ritos: Se conoce poco sobre los ritos religiosos cara al pueblo, algo más sobre los que eran realizados por la clase política y sacerdotal. Sí sabemos de la realización por parte de sacerdotes, entregándolos al aldeano que lo solicitaba, de ciertos amuletos con decretos divinos. Así mismo, era frecuente encontrar en las casas bustos realizados en barro que evocaban antepasados familiares, a los cuales de alguna forma, se les rendía culto. Durante los alumbramientos, al parecer, se realizaban una serie de ritos (pertenecientes a la religión pública) y usaban una indumentaria concreta. No se sabe a ciencia cierta los ritos practicados a los recién nacidos, pero sí que la circuncisión de los chicos se realizaba justo antes de la ceremonia del matrimonio, coincidiendo casi con la pubertad. También se realizaban una serie de ritos de purificación de la madre una vez que había dado a luz un hijo.

  3. Los animales “sagrados”: Ciertos animales tenían el trato de sagrados, por decreto superior (sacerdotal o faraónico), y representados en figuras con cuerpo humano, y cabeza de este animal. En ocasiones, las imágenes eran sólo del animal completo. Este trato lo tenían por creerse consagrados a los dioses particulares en principio. Con el tiempo, era simplemente casi “capricho” superior (visiones, etc.).
    Entre los más famosos podemos encontrar a Apis el toro, consagrado a Ptah, aunque podemos encontrar imágenes de gatos, chacales, perros, mandriles, peces, etc.
    En ciertas ocasiones especiales, y días concretos, los sacerdotes sacaban las imágenes de sus templos, y las hacían peregrinar en barcas por el río Nilo, de tal forma que no podían ser vistas por los demás habitantes, representando así la visita que los dioses querían realizar a todo aquello que al menos, religiosamente, gobernaban.

  4. El sacerdocio: Antes de la XVIII dinastía esta no era una dedicación plena y exclusiva de las personas que querían serlo, sino más bien vocacional. Se presentaban voluntarios a los templos y, aceptando las condiciones, eran incluidos en este. Posteriormente, y para frenar la peregrinación de cientos de personas que pretendían ser sacerdotes, esta práctica pasó a ser una clase social, y por tanto, exclusiva de unos cuantos. La tendencia pretendía que este cargo fuera heredado, pero esto no fue posible ya que el faraón era el encargado de escoger a lo sacerdotes. De hecho, se crearon en los poblados verdaderas escuelas de sacerdocio (explicar las condiciones de elección, diferentes estudios y cargos, etc.), junto a los templos, además de talleres. En esta dinastía y posteriores, si se impuso el celibato, al menos, durante los días principales de oración.
    Se crearon entonces, además del faraón, dos clases sociales superiores, incluidas entre las personas letradas: los sacerdotes y los burócratas (incluidos los militares). Poco a poco, esto fue cambiando, ya que los sacerdotes quisieron y lograron quedarse como única clase letrada de la sociedad, ostentando así casi tanto poder como el mismísimo faraón. Como ejemplo, durante el periodo grecorromano, el faraón era presentado por su dignidad sacerdotal.

  5. Mitología: Los mitos entre los egipcios eran la fuente principal para el mantenimiento de la religión institucional. Como por ejemplo, la idea de que el día estaba representado por el paso de Horus (dios del Sol) en su barca por el cielo, llegando al atardecer a encontrarse con su tio y antítesis, Seth (dios de la noche), el cual, en cruenta batalla, vence a este e instaura el periodo de penumbra, haciendo que su hermano vague por el mundo subterráneo. Luego de un tiempo, Horus logra encontrar la salida y, venciendo a su tio, vuelve a reinar en el cielo, trayendo el día y la claridad (además de la vida).

  6. La muerte: Aunque era para los egipcios el paso hacia otro mundo, este no estaba exento de peligros casi desde su comienzo. Si es cierto que, una vez superada la prueba de “La Pluma Shut”, la persona tenía asegurado el paso a una nueva vida. En el caso de los faraones, con su cuerpo físico (de ahí el motivo de la momificación), recuperando sus órganos (incluidos en los vasos canopos) y con toda la fortuna que ostentaba en esta vida.
    Esta pluma era el símbolo de Maat (dios con cabeza o forma de avestruz), la diosa de la verdad y el orden, y provenía del dios Shut, dios del aire y padre de la tierra (Geb) y del cielo (Nut). Maat llevaba esta pluma (de avestruz) cuando los muertos llegaban a la antesala del más allá. Allí eran juzgados por sus dioses, que portaban una pluma idéntica, haciendo estos que el recién fallecido depositara su alma en una balanza donde, en el otro lado, era depositada la pluma de Maat. Si el alma estaba libre de impurezas (pecados), sería más liviana que la pluma y el paso a el otro mundo estaba asegurado, además de las bonanzas que le esperaban allí, logrando la vida eterna. En caso contrario, era devorado por un monstruo con forma femenina denominado “devorador de los muertos”.


DIOSES EGIPCIOS.


  1. Dioses pertenecientes al panteón egipcio:


  1.  
    1. Amón: Principal en la cuidad de Tebas, en su origen pudo ser el dios de los vientos y, por tanto, protector de los navegantes. Significa “Lo Oculto”. Se fusionó con el dios Sol, pasando a ser Amón-Ra (e). Su aspecto de representación era humano, y con una corona con dos grandes plumas verticales juntas.

    2. Anubis: Dios de las momificaciones y guardián de la necrópolis. Su imagen era la de un chacal negro u hombre con cabeza de este. Guiaba el alma del difunto al más allá. Protegía el cuerpo de Osiris durante y después de embalsamarlo. Integrado posteriormente a la religión de Osiris, pasando a ser hijo de Neftis.

    3. Apis: Buey sagrado relacionado con Path, ya que este bajo la apariencia de fuego celeste, hizo que una vaca virgen concibiera un toro negro, siendo este su portavoz. Se representa con un toro con marcas en la piel, y el disco solar entre los cuernos, o humano con cabeza de toro.

    4. Bastet: Mujer con cabeza de gato o gato. Representa los rayos calientes del sol, ejerciendo sus poderes benéficos. Estaba asociada a la protección de las embarazadas y las enfermedades, así como de los malos espíritus.

    5. Bes: Enano barbudo y con melena, desnudo o con una piel de león y sacando la lengua. Asociado con los niños y las embarazadas, asistiendo a su parto y protegiéndolas de los espíritus malignos. Su figura se convirtió en amuleto.

    6. Cmun: Dios con cabeza de carnero. Era el dios de la fuente del Nilo, y de las aguas que circulaban por el mundo inferior, ayudando a Horus en el paso de su barca por este mundo tras ser derrotado por Seth.

    7. Hapi: Representado como un hombre barbudo y barrigón, de piel verde o azul (evocando al agua) y pechos caídos (como una mujer). Es la idealización de la fertilidad y la fecundidad, y su morada eran las cuevas del nacimiento del Nilo.

    8. Hathor: Junto con Isis, la más venerada. Representada como mujer o como vaca, con el disco solar entre los cuernos, siendo la diosa de la alegría, fiestas, embriaguez, danza y amor.

    9. Horus: Hijo de Osiris e Isis, de niñez difícil, escondido de su tio Seth. Tras vencer a este en una lucha, heredó el reino del cielo, expulsando a este a las tinieblas. Se representa como un halcón o hombre con cabeza de halcón, los ojos son la luna y el sol y como corona lleva las del rey del alto y bajo Egipto.

    10. Isis: Madre de los dioses y más popular de las diosas egipcias, siendo la esposa de Osiris, y madre de Horus y Seth. Fue quien reconstruyó el cadáver de su esposo cuando su hermano Set lo despedazó, haciéndolo volver a la vida y pudiendo así procrearse naciendo Horus. Se asimiló con Hathor, por ser madre y esposa del Sol y por tanto, reinar en el cielo. Se representa como mujer con el disco solar entre dos cuernos sobre su cabeza, aunque su representación más popular es la de una mujer común trono en la cabeza, siendo este el jeroglífico de su nombre.

    11. Maat: Diosa representada como una mujer con una pluma de avestruz en su cabeza, de pié o sentada. Representa el equilibro y la harmonía del universo, así como la justicia, lealtad y verdad. Es hija de Ra. Su acción más importante es estar presente en el juicio de las almas que van hacia la vida eterna.

    12. Montu: Dios-halcón, antiguo dios de la guerra, diferente en forma de Horus.

    13. Neftis: Hija de Gueb y Nut, esposa de Set, que ayudó a Isis a localizar el cadáver de Osiris y a su recomposición. Era la amante de este, de cuya relación nació Anubis. Sobre su cabeza lleva el signo de la casa-tumba que expresa su nombre. Habitaba en tierras hostiles, donde guiaba a quien las atravesaba, y tenía poderes mágicos. Protege al sol naciente de la serpiente Apofis (horizonte al amanecer).

    14. Nut: La “grande que da el nacimiento a los dioses”, siendo el cielo, creadora del universo físico y reguladora del movimiento de los astros. Se representa como una bóveda celeste en forma de mujer inclinada sobre la tierra, apoyándose en esta con los pies y las manos.

    15. Osiris: Dios superior, heredero de Gueb y Nut (cielo y tierra), padre de Horus y hermano de Seth, el cual celoso, le traicionó encerrándolo en una caja que tiraron al río. Esta fue recuperada por Osiris, pero al enterarse Set, despedazó el cuerpo de Osiris. Luego de recompuesto, nació Horus.

    16. Ptah: Dios creador de todos los seres, con su corazón y su lengua. Denominado “señor de la verdad” fuente de valores morales. Apis era su portavoz. Representado con forma humana, cubierto con la envoltura de las momias, de la que sólo le salían las manos.

    17. Ra: Dios solar de Egipto, uno de los nombres del sol.

    18. Set: Dios negativo, que representa el desierto y la sequía. Se representa como un galgo con orejas largas cortadas, hocico hacia arriba y rabo bífido largo.

    19. Sobek: Dios-cocodrilo, hijo de Neit, ostentando el título de “señor de las aguas”, temible por su voracidad, eliminando los enemigos que habitaban en los medios acuáticos. Se representa como cocodrilo, u hombre con la cabeza de este.

    20. Thot: Dios de la escritura y la lengua, señor de las palabras divinas, representando las ciencias como matemáticas, astronomía, etc. Símbolo de la sabiduría y señor de los discursos, la astucia y la magia. Se representaba como babuino y el ibis, aunque no es frecuente la representación con cuerpo humano. Estuvo ligado a la diosa Maat, por ser señor de las leyes, y ostentaba un lugar importante en ese tribunal divino.


  1. Otros dioses.


  1.  
    1. Atón: Significa “disco solar”, considerándose más tarde una manifestación de Ra. En los años del reinado de Ajenatón, este era representado con cuerpo humano y cabeza de halcón, siendo sustituido posteriormente como disco solar sólo. Proclamado divinidad suprema, el mismo faraón decidió que este fuera el único que recibiera culto. Cuando murió este, el culto a Amón fue restablecido.

    2. Jonsu: Representación de la placenta real, como símbolo de la luna. En ciertas pirámides, aparece como un dios sanguinario que ayuda al faraón en la caza y muerte de algunas divinidades para servirles de alimento y obtener su poder. Es parecido en su forma de representación al dios Ptah, y a veces se le ha visto en grabados con la cabeza de Horus y el flagelo y cayado, llevando la coleta de la juventud en representación de un dios niño.

    3. Nefertem: Nació de una flor de loto, apareciendo con una corona formada de esta flor.

    4. Neit: Diosa de la guerra y la caza, siendo sus atributos el arco, flechas y escudo. Protege a Osiris, Ra y al faraón de los malos espíritus con ese arco. Posee varias representaciones según la cuidad de culto.

    5. Nejbet: Al igual que Uadyet, protegía al faraón del doble país. Se la denomina “Corona Blanca”. Diosa buitre, símbolo del Alto Egipto.

    6. Renenutet: Diosa serpiente, protectora y vinculada con la fertilidad y las cosechas, dedicándosele la primera gota de agua, vino o cerveza y el primer pan. Protectora del niño real y diosa de la suerte.

    7. Sacmis: Representada como leona, o mujer con cabeza de leona. Hija de Ra, lleva el disco solar sobre la cabeza, simbolizando la energía destructora del sol, las llamas con las que aniquilaba a sus enemigos, temible diosa de la guerra, causando espanto en este mundo y en el de más allá, donde Set y Apofis (la serpiente) sucumbían ante esta. Su nombre egipcio (Sejmet) significa “la poderosa”. Cuando quiso comerse a toda la humanidad, Ra impidió este acto haciendo que se bebiera 7000 vasijas de cerveza tintadas de rojo, las cuales les pareció sangre y se embriagó.

    8. Selkis: Uno de los peligros del desierto eran los escorpiones. Contra la picadura de estos animales tenían la protección de Selkis, representada como mujer con un escorpión en la cabeza o con un cuerpo de escorpión. Protectora de uno de los vasos canopos, y del sarcófago del faraón, juntamente con Isis y Neftis.

    9. Seshat: Diosa asociada a los arquitectos, aconsejaba al monarca en la fundación de los templos. En la cabeza tiene una estrella de cinco puntas y lleva en las manos una caña de palmera. Como contable del tiempo, escribe los años de reinado del faraón en las hojas del árbol de persea.

    10. Tueris: Diosa cuyo nombre significa “la grande”, estaba muy vinculada al nacimiento. Se representaba como hipopótamo hembra, con cola de cocodrilo, patas de león y muy grandes pechos. Es diosa protectora de las embarazadas y su figura aparece en las camas y en los vasos para poner leche.

    11. Uadyet: Representada como cobra, era el símbolo la corona roja del Norte, y el ojo izquierdo del dios sol. Aparece como ureo en la frente de éste. Recibía el apelativo de “dama del cielo”; encarnaba el calor del sol.


Etiquetas:

Deja un comentario.