El sanguinario Jack “El Destripador”


 

El rosario de víctimas de este asesino siempre se fijaba en el estrato más marginal de la época.

Mary Ann Nichols, llamada “Polly”, tenía cuarenta y tres años, estaba separada de su marido y tenía cinco hijos. Vivía en la calle, era prostituta y alcohólica. Su cuerpo se halló el 31 de Agosto de 1888 en Buck´s Row, en un callejón de Whitechapel, en el East End. Jack “el Destripador” le había cortado la garganta y luego la apuñaló, en el vientre, en varias ocasiones.

Annie Chapman, llamada “Dark”, tenía cuarenta y siete años, viuda, con tres hijos, vivía en la calle, era alcohólica y tenía sífilis y tuberculosis. La asesinaron el 8 de Septiembre de 1888 junto al número 29 de Hanbury Streer. El asesino le cortó la garganta y le abrió el vientre, luego le colocó los intestinos junto al hombro y tomó su útero y parcialmente la vagina y vejiga…

Elizabeth Stride, llamada “Long Liz”, tenía cuarenta y cuatro años, era sueca, viuda, y trabajaba en tareas domésticas aunque por las noches ejercía la prostitución… Fue asesinada el 30 de Septiembre de 1888 en Dutfield´s Yard, cerca de Berner Street. Elizabeth fue asesinada de un solo tajo en la garganta, “simplemente”. Se cree que Jack “el Destripador” tuvo que huir al ser sorprendido y por ello no pudo concluir su macabra obra.

Catherine Eddowes, tenía cuarenta y seis años, estaba divorciada y tenía tres hijos. Ejercía la prostitución de forma ocasional, cuando estaba mal de dinero. Fue asesinada el 30 de Septiembre de 1888 en Mitre Square. Es la famosa “sesión doble” de Jack “el Destripador”. En esta ocasión tuvo tiempo para destrozar a la víctima. De recuerdo se llevó uno de los riñones y los ovarios…

Mary Jane Kelly, llamada “Ginger”, tenía veinticinco años, era la más joven respecto a las anteriores víctimas. Fue asesinada en una habitación de alquiler en el número 13 de Miller´s Court, era el 9 de Noviembre de 1888. Con esta víctima de cebó particularmente el asesino… Le sacó el corazón, los intestinos, el bazo, los riñones, el útero, el hígado…, le cortó los pechos, una oreja, la nariz y le desfiguró la cara… Se considera el último “Trabajo” de Jack…

Su “Modus operandi” era siempre el mismo: actuaba los fines de semana, llamaba a una prostituta de las calles más miserables de Whitechapel, caminaban por sus callejones recónditos y allí Jack le cortaba la garganta de lado a lado en dos certeros cortes con un cuchillo con una gran capacidad de corte o un bisturí, después rajaba el abdomen desde el pecho hasta la ingle y comenzaba a seccionar y extraer los órganos con una gran precisión, una precisión quirúrgica. No violaba a las víctimas ni existía necrofilia. Tras su macabra obra desaparecía.

La opinión pública estaba realmente conmocionada por las víctimas y los asesinatos mientras que los periódicos londinenses no dejaban de generar noticias. Para colmo apareció una pintad que decía “Los judíos nunca serán culpados de nada” y una ola de antisemitismo se originó en Londres.

Jack era un tipo sin temor, escribía a la policía ironizando con cada uno de los fracasos de ésta. La primera misiva fue fechada el 25 de Septiembre de 1888 y el autor de la misma se autodenominaba “Jack el Destripador”. El 1 de Octubre se recibía la segunda de ellas tras la “sesión doble”. El 15 de Octubre enviaba la tercera, según sus palabras: “desde el infierno”. Envío la mitad de un riñón, de Catherine Eddowes, la otra mitad se la había comido…

La figura de Jack desapareció con la última víctima reconocida y en ese momento comenzó la “caza” del asesino en serie y sus probables identidades…

John Pizer: zapatero judío, de origen polaco. Era llamado “Mandil de cuero”, fue interrogado tras los primeros asesinatos, quizás por aquel rumor que decía que el asesino llevaba un mandil de carnicero, que en la época eran de cuero.

Montague John Druitt: era abogado, había perdido la cabeza, se suicidó el día después del último asesinato tirándose al río Támesis.

George Chapman: polaco, ahorcado en 1903 por envenenar a tres mujeres. Fue uno de los sospechosos de Scotland Yard y del inspector Abberline, sin embargo su forma de actuar no se ajustaba a la de Jack.

James Maybrick: comerciante de Liverpool, se cree que podría ser el asesino debido a su diario, en el cual afirmaba que él era el asesino de Whitechapel.

Aaron Kosminski: barbero judío, polaco. Fue arrestado por amenazar a su hermana con un cuchillo, murió en un manicomio.

Walter Sickert: pintor impresionista cuya obra podría reflejar las muertes ocasionadas por Jack. Así lo afirma la escritora Patricia Cornwell en su obra “Retrato de un asesino”.

Albert Victor: duque de Clarence y nieto de la reina Victoria. Fue sospechoso del asesinato debido al porte elegante de las descripciones de Jack. Se estableció una especie de teoría de la conspiración y el encubrimiento en la capital londinense. Esta hipótesis se vio alimentada más aún por el séptimo arte que lo recogió en las obras de la filmografía. Se dice que jamás se admitió tal hipótesis para proteger a la familia real inglesa.

Si William Gull: médico personal de la reina Victoria. Se dice que pudo continuar con los asesinatos de Whitechapel para encubrir el “desliz” del Duque de Clarence.

Las últimas investigaciones, divulgada por la Universidad de Brisbane en Australia apuntan hacía una mujer como autora de los asesinatos una vez analizados los restos de ADN en las cartas enviadas por el asesino a la policía.

Es la historia de Jack “el Destripador”, la historia de un asesino en serie que dejó una indeleble huella en la Historia.


Etiquetas:

Deja un comentario.