La maldición de las tumbas egipcias

Se dice que justo antes de morir, vio en su delirio a Tutankhamon, y que dijo segundos antes del fallecimiento que se estaba preparando para irse con él. Curiosamente, al morir, hubo un enorme apagón que afectó a toda la ciudad de El Cairo. Fue un suceso inexplicable para la compañía eléctrica.

Otro suceso inexplicable es que en el mismo momento en que falleció lord Carnarvon, lo hacía Susie, su preciosa perrita de raza fox terrier, a cientos de kilómetros de su amo. A partir de tan extraordinario suceso, se incrementaron mucho mas las habladurías, comentarios y leyendas sobre la supuesta maldición de las tumbas egipcias, especialmente la del faraón Tutankhamon.


Etiquetas:

Deja un comentario.