Pol Pot: el asesino rojo

Cuando Pol Pot regresó de Francia en 1953 se afilió al Partido Comunista y comenzó a sembrar su ideal independentista entre el pueblo, con ideas radicales sin más remedio que una revolución armada e implantar el comunismo por la fuerza. Se refugió en la selva de Camboya y comenzó a armar un poderoso ejército revolucionario.

Tan sólo cinco años después Pol Pot ocupaba el poder con sus “Jemeres Rojos”, implantó el comunismo radical, suprimió la propiedad privada, las ciudades, el comercio, la moneda, la cultura, la enseñanza, la literatura, la religión… Lo prohibió casi todo. En pocos días los habitantes de la capital camboyana se vieron sin nada y exiliados a trabajar al campo, más de dos millones de personas… Todas iban a trabajar como esclavos en aquellos campos de la muerte…

Aquellas personas iban trabajar en las plantaciones de arroz… Los ancianos no aptos para el trabajo sería abandonado así como muchos niños y tras esta primera purgar llegaría la de los enemigos del Estado…Toda una conspiración donde se veían fantasmas donde no había nada…

Se comenzó una limpieza étnica, la llamada Kampuchea Democrática (persecución de chinos y vietnamitas). Se promulgó la creación de campos de trabajo, de campos específicos de exterminio, de campos de torturas… Pol Pot importó de Europa lo peor que había conocido… Las fosas comunes con miles de muertos eran una visión común en todo el país.

En tres años se ejecutó a más de dos millones de personas, desamparadas ante la desinformación que Camboya hacía ver hacía el exterior…

Pol Pot sentía un odio sin límites hacía Vietnam y un día tuvo la mala idea de hacer con su ejército una incursión en el país vecino… Los vietnamitas había salido victorioso en la guerra contra los Estados Unidos y no se iban a dejar amedrentar por las locuras de Pol Pot asi que con un ejército de cien mil hombres entraron en Camboya el día de Navidad de 1975 para darle un “regalo” al asesino de Preksbauv…

En diecisiete días tomaron la capital de Camboya huyendo Pol Pot a Tailandia junto a su Estado Mayor, en un acto tan deplorable como cobarde… Entonces se comenzaría a divulgar los horrores del asesino Pol Pot.

Murió, para tranquilidad de la Humanidad, el 15 de Abril de 1998 en un poblado de la selva camboyana… Sin arrepentirse sus muchos crímenes.


Etiquetas:

Deja un comentario.