Los artesanos del Oro

Aquellas piezas fueron escondidas y los españoles no tuvieron acceso a ellas. Se salvaron 140 de ellas, 140 piezas labradas por los antiguos Quimbayas que llegaron a España en 1892 para ser admiradas con motivo del IV Centenario del Descubrimiento de América. Curiosamente el gobierno de Colombia donó a España dichas piezas y hoy se pueden ver en el Museo de América de Madrid. España aceptó encantada aquel regalo mientras en Colombia se protestaba airadamente al gobierno por regalar el último vestigio de los antiguos quimbayas, de sus antiguos descendientes.

El origen de los Qumbayas hemos de buscarlo en el Valle de Cauca, hace 9000 años. Aparecieron las primeras culturas, la Tolima y la Calima, desconocidos casi, los Quimbayas, sobre los que se tienen aún más desconocimiento… Sólo que tenían una definida jerarquía social que sólo distinguía entre esclavos o caciques… En los estudios realizados sobre los quimbayas incluso se les ha tildado de practicar el canibalismo o de organizar auténticos descuartizamientos entre sus enemigos, disecaban sus cabezas y las exponían empaladas…

En el 500 a.C., comenzó su madurez como cultura, pero a partir del 900 d.C, se perdió gran parte de su saber y comenzó su decadencia. La llegada de los españoles lo aceleró todo…

Los comerciantes y buscadores de oro hallaron piezas de esta antigua cultura y fundieron, también los españoles, en lingotes de oro más manejables para embarcar hacía España. Es en este país donde se encuentran la mayor parte de las piezas dignas de ser admiradas: máscaras, estatuillas…

Representan dioses, con forma humanoide, de morfología extraña… De extraños rasgos…. Los especialistas dicen que sin dudas se trata por el consumo de coca (hoja) que llevaban a cabo mientras trabajaban el oro… Aquella coca producía un éxtasis alucinógeno que le hacían están en “contacto” con los dioses… Seres de extraños rasgos, más propios de hindúes que de aquellas latitudes americanas.

Heine Gledern ha identificado fuentes orientales en su tallado… Otros como Erich Von Daniken la prueba de las visitas “de seres de fuera” y su semilla…

Curiosamente a los Calima se les atribuye las figuras que representan “aviones”, y extrañamente eran los vecinos naturales de los Quimbayas… ¿Acaso podrían volar? ¿Representaban los que habitualmente veían? Aquellos aviones son aerodinámicos y “perfectos” en un túnel de viento… Podrían volar…

Pero el principal misterio es su capacidad para trabajar el oro, en una sola pieza…Su perfección no ha podido ser igualada por nuestros modernos joyeros con su alta tecnología…¿Cómo es posible?

Amén de la aleación de oro usada: 81´5% de pureza…, el 18´5% restante es cobre…¿Cómo es posible? Para trabajarla necesitaban de hornos imposibles en la época y sin embargo lo trabajaban, pese a que la aleación resultante es de extrema dureza…

A fecha de hoy, en pleno siglo XXI la cultura Quimbaya sigue siendo un misterio.


Etiquetas:

Deja un comentario.