OVNIs y pilotos: caso Gea

Más tarde (el 16 de Septiembre de 1993) llegarían las vergonzosas afirmaciones de los investigadores del Ejército implicados en la resolución del caso ,encabezados por el teniente coronel Sr.D.Enrique Rocamora , atribuyéndolo a que todo lo visto se trató del avistamiento por parte de los pilotos del ¡planeta Venus! con el beneplácito de una localizada parte de la “Ufología” española…(Permítanme un pregunta inocente: ¿desde cuando un radar aeronáutico -sea militar o convencional- puede captar la señal de una astro como VENUS? Y si es así, también debe de captar la de Sirio, Marte, Júpiter, Saturno…Absurdo)

Era un nuevo caso que requería de la demostración -ya casi pericial- de nuestro RAC2000 -simulador virtual-. Teníamos un caso OVNI en torno al cual se había sembrado una gran polémica y teníamos la explicación “aceptada” del caso. Con esos datos nos dispusimos a recrear virtualmente el vuelo del “Mirage III-D” de los pilotos Sres. Gea. Lo primero fue seleccionar el tipo de avión que pilotaríamos, en este caso elegimos un caza y como no podía ser de otra forma el elegido fue un “Mirage” (hay a elegir una amplia gamas de aviones). Tras esto introducimos en el ordenador las condiciones astronómicas, atmosféricas y metereológicas del referido día de autos y nos dispusimos a despegar a bordo de nuestro “Mirage”. Con rumbo hacia el Mediterráneo mi compañero me hizo la siguiente observación : “Jose, no sigais que Venus es imposible que lo veamos a esta altitud y con estas carácteristicas de vuelo.Venus ese día y bajo esas condiciones era muy complicado de ver. Un poco sorprendido pero advertido continuamos aquel vuelo y cuando llegó las 19´24 horas no sucedió nada, volábamos cerca de Gandía y no ocurría nada…A las 19´44 h. decidimos tomar tierra. Venus no había sido la causa de este singular encuentro de nuestros dos pilotos. No estoy en condiciones de poder explicar lo que vieron ambos pilotos pero si ,en cambio, puedo afirmar con total rotundidad que lo visto no fue desde luego el planeta Venus ni por asomo.

Leyendo atentamente el informe del MOA y con tales condiciones astronómicas me informó Rafael que pertenecían a otro punto que desde luego no se trataba de Venus que sólo estaba casi pegado al horizonte como un punto luminoso.Las coordenadas pertenecían a la ciudad de Valencia y no a la posición de Venus…los chicos del MOA deberían contratarnos o al menos aceptar unas clases de posicionamiento astronómico gratis… La distancia entre ambas posiciones eran demasiado amplias (Lat. 39. 48 grados y Long. 00. 37 grados).

Para ver Venus medianamente, pero sin que en ningún momento existiera la duda de su origen astronómico, tuvimos que bajar considerablemente la altitud del “Mirage”, casi un vuelo rasante y orientar el morro del aparato hacía la posición de Venus. Sólo entonces pudimos comprobar como la luz avistada por los Gea no se trataba de Venus ni en sueños…

Para probarlo aún más decidimos introducir los suficientes parámetros en nuestro PC como para que nuestro “Mirage” virtual viera exactamente lo visto por Gea, es decir, una luz que respondiera a los mismos movimientos que realizó la luz causante del aquel avistamiento. Para ello deberíamos ser extremadamente puntuales a llegar a la zona de Gandía sobre las 19´24 h. La suerte de contar con pilotos amigos llevó esta misión a la perfección y a las 19´24 h. vimos exactamente lo mismo que lo avistado el 23 de Septiembre de 1973 por ambos pilotos con la extrema audacia de tener en una ventana del PC la posición de Venus en el horizonte y que deciros…teníamos a una extraña luz jugando con nosotros mientras que al pulsar el F3 de nuestro PC teníamos en una ventana la posición de Venus y sólo podemos afirmar con total rotundidad y con la seguridad absoluta que nos da todas nuestras investigaciones (a nivel geográfico , astronómico , metereológico , atmosférico, informático , de profesionales del aire, etc…) que aquella luz, como tantas otras que se han atribuido como causa de avistamiento, NO ERA VENUS. Venus estaba muy bien localizado en el PC y en el horizonte de aquel día y aquella luz seguía desafiando a todas las leyes de la Física jugando con nuestro “Mirage” muy lejos de la real posición de Venus…


Etiquetas:

Deja un comentario.